28 junio 2008

¿Último esfuerzo?

Que sí, que ya sé que debería estar estudiando o haciendo cualquier otra cosa útil y necesaria de todas las que tengo por hacer (deshacer las maletas de la última mini – mudanza, preparar el viaje de mañana, hacer la cama, quitar el polvo, doblar la ropa, planchar la falda y no sigo, total, para qué agobiarse).

Entro y miro una vez más el listado absurdo de "material para la prueba práctica" y me pregunto una vez más para qué cojones voy a usar yo una calculadora (exenta, eso sí, tuve que comprarla y la verdad es que aluciné de encontrarla con tan poco trabajo, ¿quién coño usa hoy en día calculadoras? ¿por qué siguen a la venta?)

Meto mi dni en el apartado denominado "Seguimiento personalizado de las oposiciones" y no hay nada nuevo, claro. Ya lo sabía. Mi tiempo estos días es sistemáticamente malgastado en acciones relativamente inútiles.

Fumo. Fumo más. Uno más y me marcho. Hace calor. Por fin. No olvidarme el bikini y la toalla (no vaya a ser que hagan falta, cosas más raras se han visto). Miro al lunes y al jueves y no sé muy bien qué esperar. ¿Nada, tal vez? Es imposible no esperar nada. La naturaleza humana, le dicen.

Escribo estas cuatro frases para que mi anhelante público no piense que me he muerto. Bueno, escribo estas cuatro frases para no enfrentarme a las páginas del libro de producción que hablan de "presupuestos". No tengo ni puta idea de presupuestos. ¿Para qué otra cosa puede servir una calculadora?

No sé si pensar en el tema o no pensar. Como si tuviera alguna capacidad de decisión sobre el asunto. Como si la hubiera tenido alguna vez.

Apartar los pensamientos negativos como si fueran moscas gordas, de las que se dejan golpear en el aire. Luego, en sueños, es otra cosa. Ahí mandan las moscas gordas, me parece. Cuando me despierto no me acuerdo, pero está la sensación de inquietud que permanece.

Miro a mi futuro y no sé qué veo, no sé qué esperar, no puedo hacer planes. Pero los planes se dibujan en mi cabeza sin que pueda apartarlos a manotazos. Plan A. Plan B. Plan C. Y así.

Saco la calculadora de su caja y de su bolsita protectora. Compruebo que funciona el botón del porcentaje. Pienso que tal vez se le acabe la pila antes de tiempo. Como si fuera a darle mucho uso, me río de mí misma. ¿Le pondré un marco y la colgaré en el cuarto de baño al acabar?

Después vendrá el examen de moto (el segundo, carajo, qué torpeza la mía). Y después las vacaciones. Que pintan preciosas, soleadas, felices. Merece la pena pasar este desierto con ese oasis en el horizonte.

Venga, vamos a pasar el rubicón de esta semana. No queda nada.

Hop!

6 comentarios:

Gata Vagabunda dijo...

Jo, K... ¡que yo uso calculadora a diario!

(Claro, así se explicaría tu razonamiento de que la calculadora la usan "cuatro gatos". Literalmente).

Un biquiño y ánimos.

Sonríe un poco, que tienes déficit en ese tema.

:******

· · Yhebra · · dijo...

¡Muchos ánimos, K! Para mi los opositores sois unos auténticos valientes. Te imagino llegando en la moto, con chupa de cuero, haciendo un pequeño derrape antes de bajar. Vale, aún no tienes carné y hace demasiado calor como para pensar en cuero (nótese la ausencia de s final) pero la imaginación es como es :) Un beso antes de la batalla, querida :*

jafatron dijo...

K, las vacaciones están a la vuelta de la esquina y podrás olvidarte de opos, calculadoras y quedarte solo con el bikini, la moto y valorar con tranquilidad el plan A, el B y el C.
Un último esfuerzo, que ya llegas. Besos y suerte!

K dijo...

Claro, Gata... la gente normal usa la del móvil y la del windows... pero... ¿una calculadora "exenta"? (así es como la llamó el tribunal para especificar que no valía llevar la pda :p). Pero no tengo déficit, últimamente sonrío muchísimo, de verdad! Lo que pasa es que no se nota cuando escribo. Tendré que mirar eso :)

Yhebra, muchas gracias. Para mí sois más valientes los doctorandos (bueno, tú ya te has librado de esa 'n' tan fea!!!) Si en mi imaginación mezclo tu imagen con la K gigante que se figuraba la Gata, el resultado final es una cosa muy rara. Muy, muy rara... mejor me voy a lo mío, que estoy muy mal...

Jafa, tienes razón. Cada vez queda menos. Es lo que me impulsa, la verdad. Tengo ganas de descansar un poco y perrear mucho. Pronto! Gracias :)

Lula Fortune dijo...

Venga, K, con esa "peaso amoto" esperándote qué significa un examencillo de mierda. El plan B siempre es el mejor.
Besos dylanitas.

Javier Pérez dijo...

Bueno, ¿y qué?

¿En qué paró la cosa?

:-)