09 diciembre 2010

Qué mundo podrido

Cuando una persona ignorante e idealista piensa en una profesión llamada "periodismo", imagina intrépidos reporteros en busca de la verdad. El protagonista de los sueños de esa persona ignorante e idealista quiere saber las verdades, desenmascarar a los inicuos y hacer que triunfe el bien. O, por lo menos, si ha de triunfar el mal, que alguien lo sepa.

Pero los periodistas, en realidad, copian teletipos sin leerlos y se van a casa a ver el fútbol, como todo el mundo.

Esta semana hemos tenido dos noticias que nos han conmocionado, si es que algo puede hacerlo. Una ha sido la huelga de controladores aéreos. En ella hemos asistido a la indignación de muchos que no han podido irse de vacaciones y de unos pocos que no se pueden creer que todos los demás se conformen con solo media cara de la situación.

La otra, por supuesto, está siendo Wikileaks.



Es asombroso ver cómo el trabajo de un periodista, hoy en día, es tan parecido al de un reproductor de mp3 o una fotocopiadora. Y para una vez que algo pasa, que de algún modo tenemos acceso a algo de lo que normalmente está oculto, para una vez que podemos hacernos realmente conscientes de todo lo que de verdad ocurre mientras nosotros vemos el fútbol, los medios de comunicación solo funcionan como altavoz. Lo demás no va con ellos.

Hubo un tiempo en que al periodismo se lo llamó "cuarto poder". Pero hace mucho tiempo que el "primer poder" se lo comió con patatas. Lo digo, no sé, por si alguien no se había dado cuenta.

Yo no puedo hacer nada de nada. Pero en cuanto me dejen (porque ahora no me dejan) voy a cerrar mi cuenta de Paypal.

8 comentarios:

Nanami dijo...

Gracias por colgar el vídeo.

Carmela dijo...

Me temo que los periódicos que actualmente existen, o "estan" con el gobierno o "en contra" del gobierno, ya ni siquiera existen de "derechas" o de "izquierdas",y en ellos solamente podemos encontrar la noticia ajustada al bando que le financia. Esta semana, según el que compraras, te podías informar de lo canalla que han sido los malditos controladores (que cobran mucho) y que han dejado sin vacaciones a los pobrecitos españoles, o, lo malisimamente que ha manejado el gobierno a esos malditos controladores (que cobran mucho). De Wikileaks, como hay tortas para ambos, cada uno simplemente saca las noticias que abofetean al otro.

Yo he sentido verguenza al escuchar las noticias, al ver lo canallescamente que se pueden contar las cosas. Y creo que los controladores han hecho una huelga que no tiene perdón, pero no se aún lo que ellos argumentan.

Pero como bien dices, gracias a dios tenemos el futbol.Después de las elecciones catalanas tuvimos el partidazo que borro cualquier comentario (que bien coincidieron las fechas) y ¿sabes que te digo?, que al menos ahora ponen futbol, en lugar de toros, que era el pan nuestro en época de paquillo.

Para que haya periodistas tendríamos que tener diarios o televisiones independientes y no manejadas como marionetas, que es lo que tenemos.

Lo de Paypal, no lo he cogido, pero hoy estoy espesita, he vuelto por primera vez a trabajar después de casi 5 meses de baja, porque soy de las "puñeteras" que vivimos maravillosamente por ser funcionariasy me han guardado el puesto, y que supongo que una vez pasado lo de los controladores, seremos la próxima carne a quién meter el diente.
Un beso K.

k dijo...

N, un placer. A mí me encantó verlo (fue el culpable de que anoche me fuera 20 minutos más tarde a la cama) y quise compartirlo.

Carmela, leer los periódicos y ver los informativos de televisión me produce una constante sensación de frustración (por eso no lo hago, jijiji). Ahora mismo acabo de ver una entrevista en CNN+ a César Cabo donde por momentos me desesperaba de ver que el presentador apenas le dejaba hablar, llenándole de razonamientos de barra de bar sin darle ocasión de responderle. Esto en uno de los programas más serios que he visto en la tele últimamente (Cara a cara, concretamente, y diré de paso que la presentadora me ha parecido buenísima en esta misma entrevista: respetuosa, dejando hablar al entrevistado y serena).

Te recomiendo una lectura muy interesante sobre los controladores, aquí, si tienes un rato, que ya me imagino que menos, si has vuelto al curro. Ánimo con eso.

Lo de Paypal es porque eliminaron las cuentas de Wikileaks y ya no se puede colaborar en la financiación de su actividad a través de ellos. Mastercard y Visa han hecho lo mismo, así que me voy a hacer de 4b... Me van a dejar sin posibilidad de gastar dinero. Y entonces mi vida sí que cambiará de verdad! Y para bien! Y todo gracias a Wikileaks.

Se me va la olla.

Carmela dijo...

Gracias K, reálmente merece la pena leer tu reseña.
Y si, tengo menos tiempo, pero estoy decidida a organizarme mejor, exigirme menos en cosas que ahora veo menos necesaria y no perder lo que en estos meses he ganado, que te aseguro que ha sido mucho. Y más vale tarde que nunca.
A mí si que se me va la olla, pero bueno tampoco eso lo voy a evitar. Que sea lo que tenga que ser. Y sabes una cosa curiosa, personas como tú me habeís ayudado a sentirme mejor conmigo misma en estos escasos meses. Bueno yo se lo que me digo.
Un beso

Houellebecq dijo...

Hace tiempo que no creo en el periodismo pero a pesar de todo leo periodicos de distinta ideología para atravesar un poco el velo de intereses creados y subjetivos y hacerme mis propia idea. Sé que con dificultad lo consigo. Hay demasiado escondido y muy pocos lo van a sacar a la luz y si lo hacen se exponen a lo del señor Lasange, uno de nuestros últimos heroes modernos. Espero que no pague muy duro por el miedo que le ha ocasionado a la maldita e hipócrita clase política (que cada vez tiene menos clase).

k dijo...

Sí, hoy en día es mucho mejor creer en los Reyes Magos, sale más a cuenta.

Billywild dijo...

Hola K,



Qué cosas, llegaste a la Ruta Norteamericana a través de un texto de Springsteen. Qué bien volver a saber de ti. Con Serenatas de Nueva York hubo muchas cosas muy buenas, entre ellas conocer a muchos de vosotros. Qué tiempos, a veces me parece que pasó una eternidad, otras que no pasó, y otras, simplemente, parece como si cruzara por la sexta avenida con tan sólo cerrar los ojos.



En fin, Billywild no se olvida de todo lo que significó ese tiempo, con vuestros mensajes, con vuestro aliento y nuestros miedos e ilusiones compartidas. También el conocernos en persona con el concierto de Tío Antonio en Valladolid, con prisas y multitud de multitudes.



En cuanto a tu visión del periodismo, no te falta razón, pero la cosa creo que tiene muchos más matices, se mueve en un montón de escalas diferentes. Entre otras cosas, no creo que EL PAIS, como The New York Times o The Guardian hagan de meros altavoces. Te puedo asegurar que no. Yo me considero periodista y amo y defiendo la profesión aún con sus miserias y sus excesos, a la vista muchos de ellos de todos los ciudadanos. Y tus palabras muchas veces se convierten en sentimientos / pensamientos del día a día y salgo de la redacción desencantado pero, créeme, el periodismo de calidad se sigue practicando y se practicará desde un simple suceso en la calle de tu barrio hasta las más altas esferas políticas y sociales. O eso siento.



Un abrazo,
Billywild

k dijo...

Me alegra mucho, Billywild, que te pases por aquí a romper una lanza por tu maltratada profesión. La sociedad necesita con urgencia personas que crean en ella.

Pero hace falta mucha, mucha, mucha más implicación. Y esos grandes medios que mencionas, lo siento, pero creo que están tan vendidos como los demás, si no más, a los poderes económicos. Y eso lo sabes tan bien como cualquiera. Lo cual es una mierda y una pena.

Espero que sigas pasando por aquí alguna vez :)