05 junio 2007

Iconos sexuales

Yo qué sé, las cosas son de una manera. Creo que uno de los motivos para ver deportes en televisión, uno de los criterios fundamentales a la hora de elegir deporte, es el estético. A mí me gusta el tenis, me gusta ver partidos de tenis. Como rasgo patrio, prefiero los partidos sobre tierra batida, supongo que porque veo mejor la bola o por tradición rolandgarrosera. Me recuerdo con no sé cuantos años, pero no muchos, viendo ganar a Arantxa Sánchez Vicario por primera vez, cuando ella tenía diecipocos años, un par más que yo. Me divierto, me gusta que se eternicen los puntos, advantage, deuce, otra vez advantage, me gusta que lleguen al quinto set, sobre todo cuando al final gana el jugador por el que siento preferencia, todas esas cosas.

Pero negar que me ponen los jugadores que gimen sería mentir. Sobre todo el señor Marat Safin

Ya sé, es la cosa de siempre, los ídolos, los modelos, los hombres de papel que nunca se encuentra una en el supermercado, y si en alguna ocasión esto ocurriera, estaría en compañía de alguna de las mujeres que le gustan, que los chicos rara vez se encuentran en el supermercado y que yo nunca llegaré a ser (y viendo esos pezones, ni ganas que me quedan, en fin, algún defecto tenía que tener el muchacho).

Pero sí. Hace calor y vienen los tirantes y el sol y la primavera la sangre altera y todas esas cosas. Yo, si me disculpáis, me voy a oír gemir a Carlos Moyá y a Rafa Nadal, que sí, que es un yogurín y no es tan guapo, y habla fatal el japonés pero, qué queréis que os diga, menos da una piedra.

Y por no tener, no tengo ni piedras. Me quedo con este señor virtual, que tiene de bueno que no ronca ni nada.

9 comentarios:

NoSurrender dijo...

Bah, no sé qué podeis ver las mujeres en esos primates de tanto pelo. Hay algo de zoofilia en eso :)

K dijo...

Innegable.

Toma, anda...

:)

· · Yhebra · · dijo...

Pues sí, sí que se despiertan determinados instintos animales...

Antígona dijo...

Pues a mí me parece un poco feucho, k, claro que a lo mejor jugando y gimiendo tiene más sex-appeal...

En fin, para gustos se hicieron los colores, ¿no?

Un beso

K dijo...

Y bien está que se despierten, Yhebra! Eso va significando que estamos vivas... entre otras cosas.

Los instintos estos que nos ocupan este veraniego día no los despiertan necesariamente los guapos, antígona... en realidad, no me gustan guapos... ya sabes, es "otra cosa". No todo el mundo la ve en el mismo sitio.

:)

desconvencida dijo...

Yo siempre he sido una seguidora estética del waterpolo, pero no le haremos ascos al tenista :D

K dijo...

¡Totalmente de acuerdo contigo! El otro día, haciendo análisis estético de los deportes, mi primo y yo convinimos en que, para ver mujeres, el patinaje artístico y para hombres, el waterpolo... encima de cuerpos perfectos, no pueden llevar menos ropa... ;)

Jesús Jeronimo dijo...

Bueno, yo no soy tenista ni mi cuerpo está par dar alegrías a nadie que no sea dietista...pero gimo un montón al agacharme a recoger algo o al levantarme del sofá (las pocas veces que lo hago).

Asi que, bueno, supongo que algo también pondremos los que ya estamos pasados de años...

Gata Vagabunda dijo...

¿PERO CÓMO PUDE HABERME DESPISTADO Y PASAR POR ALTO ESTE POST?

Snifffff...

(PD: me encanta el tenis. Tómenlo como gusten)