30 diciembre 2008

Fin de Algo

Yo no sé, pero cada vez que entro aquí tengo la sensación de que la puerta chirría y todo está oscuro, silencioso y polvoriento. Casi nadie viene a ver, hace meses que esto va para abajo. El cierre se aproximaba y ha llegado, no porque vaya a quedarme sin blog, sino porque abriré otro un día de estos. Soy de ese tipo de gente que no aguanta mucho tiempo con las cosas una vez que las considera viejas. (Siempre les digo a mis alumnos que para todo hay dos tipos de personas: los que sí y los que no). A mí me gustan las cosas nuevas, el olor a nuevo de los libros, de los coches, de la ropa.

Hay que renovarse. No puedo estar mucho tiempo con un blog cuyo nombre, color o atmósfera general no me representa. Hace un tiempo que tengo esa sensación con este lugar. Yo he cambiado, o siento que he cambiado, y sin embargo aquí todo continúa igual. Necesito cajones nuevos, otro color, otra fuente, otro nombre y probablemente otro alojamiento que no sea blogger.

Llevo bastante tiempo dándole vueltas a la idea. No lo he hecho aún porque no tengo nombre para mi nuevo sitio, pero llegará cuando tenga que llegar. De todos modos, aprovechando las vacaciones y la entrada de un nuevo año impar doy por concluida una etapa.

Este blog me ha traído muchas cosas muy buenas. Me ayudó en un par de reencuentros, vino conmigo en un par de aventuras inolvidables, siempre será especial para mí. Pero ha llegado hasta aquí y aquí se va a quedar, alimentando para siempre la nostalgia.

Feliz Algo Nuevo. Ya os diré dónde encontrarme.

Y cómo no dejar una canción aquí. La mejor (hasta ahora) de las que se conocen del próximo disco de Bruce Springsteen. No puedo parar de escucharla. La adoro.



(Y un intento de traducción de la letra...

Nos conocimos en el valle, donde el vino del amor y la destrucción fluye
Allí en aquella curva de oscuridad donde las flores de la tentación crecen
Dejé el resto para los otros, eras tú y nada más
Me sentabas tan bien, nena, tan bien como la vida misma.

Eras la vida misma, precipitándose sobre mí
La vida misma, el viento en los olmos negros
La vida misma, en tu corazón y en tus ojos,
No puedo hacerlo sin ti.

Supe que tenías problemas, cualquiera podría decirlo
Llevabas tu pequeño libro negro del que caían todos tus secretos
Desperdiciaste todas tus riquezas, tu belleza y tu abundancia
Como si no tuvieran más uso para la vida misma.

Eras la vida misma...

¿Por qué son las cosas que más valoramos las que se desvanecen en el tiempo?
Hasta para la música crecemos sordos, y para la belleza de dios ciegos
¿Por qué las cosas que nos conectan son las que lentamente nos separan?
Hasta que desaparecemos en nuestra propia oscuridad
Extraños para nuestros propios corazones

Y para la misma vida, corriendo hacia mí..

Así que aquí hay uno para la carretera,
Aquí hay uno brindando a tu salud
Y para la vida misma, corriendo hacia mí
...
La vida misma
La vida misma
...
)

11 comentarios:

desconvencida dijo...

Esperemos que así sea, K.... Feliz año, por cierto...

Fanshawe dijo...

Bueno. La ventaja de ir más allá del blog es que la tristeza solo me es relativa :-)

Feliz año, amiga.

Gata Vagabunda dijo...

Bu... ¿pero cómo sabré dónde encontrarte? :-)

NoSurrender dijo...

Eh, que muchos venimos siempre, aunque no comentemos sobre especulaciones maternales y tal :)

Esta casa ha sido muy importante y sólo quiero darte las gracias por abrirla.

Quedamos a la espera de la nueva puerta o ventana, con ganas siempre renovadas.

Besos a ti y a los tuyos que conozco. Mucha fuerza, mucha vida y mucha alegría para este año que empieza, K.

jafatron dijo...

Entiendo perfectamente esa necesidad de cambio, esa sensación de final de etapa, y me alegra que decidas continuar en otro lugar. Avisa si necesitas ayuda en el traslado ;-)
Un beso k, fue un placer descubrir este lugar.

k dijo...

Yo creo que sí, Desconvencida. Feliz año para ti también, y gracias por haber estado aquí todo este tiempo.

Fanshawe, no tenemos tiempo de leer ni de escribir... no tenemos tiempo de estar tristes. Además, eso, lo del más allá :) Feliz año.

Gata... la segunda estrella a la derecha y después siempre adelante hasta la mañana :)

Jo, lagarto, el silencio en estos casos puede acabar muy mal, como ves. Pero bueno, creo que permaneceremos duros, hambrientos y vivos. Es difícil renunciar. Yo te deseo suerte. Vida, fuerza y alegría creo que tienes :)

Jafatron, son pocos los trastos para trasladar. Como dice Natalie Portman en Closer, "I don't need things". Pero sí, a este sitio tengo mucho que agradecerle. Feliz año, que se cumplan tus proyectos y te salgan bien las cosas.

Lula Fortune dijo...

Espero que cuelgues el cartel de "Nos trasladamos a..." Yo siempre he encontrado muchas cosas en esta casa polvorienta, como tu la llamas. He conocido en ella a mucha gente que sigo visitando, y te he conocido a ti, así que no te vayas del todo, mi querida K mayúscula.
Muchísimos besos y feliz 2009, ojalá se cumpla todo lo que desees.

Anónimo dijo...

Te veían aquí más de los que creías, como a un santo de espaldas en su hornacina al que también hay quien reza.

No te canses: lo nuevo en realidad no existe.

Cual nos mismo.

:)

GMU

Antígona dijo...

Yo ya he vuelto. Así que a ver cuándo es tu turno, maja, y nos abres las puertas de tu nueva casa. Que la vida virtual no es lo mismo sin ti :)

¡Besos!

cibersan dijo...

esta muy chevere el blog...felicidades!

segui posteando...

ahi te dejo para que lo cheques:

www.tumentepoderosa.blogspot.com

fer

ami dijo...

Nice BLOG.................................................