03 junio 2010

Hunger

A veces echo de menos todo lo que nunca tendré.

4 comentarios:

Exlucifer dijo...

ESO NOS PASA A TODOS EN ALGÚN MOMENTO....

k dijo...

ya

Antígona dijo...

El deseo puede ser a veces nefasto. Tiende a falsear demasiado la realidad. Y a lo mejor eso que nunca tendré y tanto echo de menos llegaría a despreciarlo en el caso de que por algún extraño milagro pudiera alcanzarlo.

Un beso!

k dijo...

Cierto! El deseo y la ansiedad en el fondo son un estado mental más válido y positivo que muchos otros. Son un motor.