28 septiembre 2010

Cosas que hacer

Miro mi vida. Me parece tan aburrida.

La lleno de ficción, pero la ficción es mentira (casi siempre).

But what if that's not
what happens?

If you don't get
what you deserve?

If what you deserve
is a white picket fence

and your kids all around

and a husband who loves you?

What if the least you deserve
is a real human being

and what you get instead

is me?

Dexter sigue siendo una serie de la hostia. He visto mucha poesía que transmite mucho menos que algunos de los monólogos interiores de este personaje.

Debería ponerme a trabajar. Tengo muchas cosas que hacer.

6 comentarios:

NANAMI dijo...

Todas las vidas son aburridas. O ninguna, según cómo se mire. O según el día que se mire. O según el estado de ánimo con el que se mire. O según las cosas que tenemos que hacer nos dejen tiempo para mirar.
:*

jafatron dijo...

Tanto si tu vida te parece aburrida como si realmente lo es, los dos casos tienen remedio. Aunque yo creo que la vida (la tuya, la mía...) no es aburrida, lo aburrido es lo que hacemos con ella, que a veces es más bien poco o, por lo menos, insuficiente para nuestras exigencias.
En fin, lo de siempre, el problema es que no sabemos cómo resolver el problema. Pero solución habrá, digo yo...

k dijo...

Mi vida es aburrida. Pero igual es que en el fondo la quiero así. Si lo aburrido no tiene por qué ser necesariamente malo.

Anónimo dijo...

¿Qué es más aburrido?
¿Una tarde en el parque con los niños o dormitar en el sofá?
¿Una sesión de aerobic o preparar clases?
¿Tener sueño todo el tiempo porque hay que madrugar o no tener tiempo ni para pensar?
¿Qué es aburrido?
Un viaje aburrido en un tren aburrido me dio la oportunidad de ver a una chica preciosa, que no sabía que lo era, una abuela de ojos tristes mirando por la ventana, un huerto lleno de lechugas frescas y crujienes, y su dueño cosechando, un bosque verde movido por el viento, el crepúsculo, el abrazo de diez minutos entre un niño y su mamá, y los besos de ésta en la cabeza del peque, la música que sonaba en mis oídos sólo para mí,...creo que me cundió bastante este viaje aburrido.
Y me quedan unos cuantos.
¡Qué suerte!

M

NoSurrender dijo...

Creo que era Heidegger quien decía que el aburrimiento es necesario para descubrir la verdadera dimensión de las cosas, que nunca estamos más cerca de nosotros mismos y las verdades más aboslutas acerca de nuestra existencia que cuando nos aburrimos.

Es un tema muy interesante, y veo que tiene hasta página propia en la wikipedia :)

Es bueno aburrirse, supongo. Pero siempre podemos aburrirnos con clase, k, y la tenemos.

Besos!

k dijo...

Cierto. Qué más podemos pedir. De todas formas no te creas que me hace a mí mucha gracia eso de estar cerca de mí misma. No siempre. Y de las verdades absolutas de mi existencia, menos.