24 febrero 2011

Volvemos a nuestra programación habitual

A veces leo blogs, u otras letras, que me hacen darme cuenta lo lejos que estoy de escribir lo que quiero escribir como quiero escribirlo.

Y me da una rabia de puta madre, de esta rabia cabreada que nace dentro pero no llega a salir, en realidad, y te hace tener ganas de decir muchas palabrotas, como cagarte en dios, por ejemplo, muy alto y en un sitio donde todo el mundo que te oiga se vaya a escandalizar muchísimo. La catedral de Santiago, por ejemplo. Luego no llegas a hacerlo y la rabia da vueltas dentro de ti, te pones muy roja, se te hinchan las venas del cuello, tienes la sensación de que tus ojos van a hacer pop y salirse de sus cuencas.

Pero en realidad sé que si no lo hago es porque no quiero, o porque simplemente tengo las palabras, sé cómo usarlas, pero no tengo nada que decir con ellas.

Pero el día que me ponga... el día que me ponga... el día que me ponga...

11 comentarios:

Gata Vagabunda dijo...

Veo tu primera línea y pienso: a mí me sucede al contrario con las cosas que admiro de otros. No me pongo furiosa, sino que me siento pequeña, pequeña, infinitamente pequeña...

jafatron dijo...

¿Acaso has intentado ponerte? Lo peor es que la mayoría de las veces el "algún día" significa nunca. No intentarlo es lo que da más rabia. No deberíamos perdonarnos estas cosas.

esperanza dijo...

Perdona que te diga, pero ya te has puesto. Que te salga o no lo que quieres ya sólo es cuestión de insistir.
Porque tú eres la única que sabes si te sale cómo lo quieres decir.
¡Qué puñeteras son la palabras! ¡Cómo se retuercen y se enroscan, enredándose y convirtiéndose en un batiburrillo incomprensible, como lo que acabo de escribir ahora!

¿Qué es más fácil, escribir algo bueno o hacer una buena película?
El otro día comentábamos Víctor y yo, lo sencillo que resulta muchas veces darse cuenta de que una película es mala. Con los primeros fotogramas lo ves.
Sin embargo un libro puede tenerte enganchada 300 páginas y acabar siendo un bluf.
Tú eres la experta ¿qué te parece?

Carmela dijo...

Pues yo pienso K, que ojalá nunca dejemos de encontrar cosas bellas en otros blogs, en otros libros, en dónde sea, que nos hagan disfrutar de eso que leemos. Creo que es algo que nos enriquece y ¿quién no desea alcanzar algo bello cuando lo ve?. Seríamos de piedra si pasáramos de lado si fijarnos, sin admirarlo y sin querer tenerlo.
Pero tambien pienso que cada uno tenemos nuestra propia belleza, nuestra propia riqueza que no debemos menospreciar.
Si nos apetece escribir algo, debemos hacerlo, sin pensar ¿será bueno? ¿gustará?. Las palabras antes o despues se ordenan. Y el orden en que salga, nos debe bastar.Si es suficiente, estupendo. Si esperamos algo más de esas palabras, pensar que la próxma vez quizás nos saldrá mejor.
Pero de lo que si estoy convencida es de que si simplemente queremos escribir algo, debemos hacerlo. El que quiera lo leerá y el que no, no.

Y despues de todo este rollo macaveo, tú ya sabes que me gusta leerte. Voy por muchos blogs, pero siempre acudo a este. ¿por algo será, no?

Bueno K. que hagas lo que quieras y que disfrutes haciéndolo que es lo que de verdad vale.
Besotes de una que te lee.

Exlucifer dijo...

PUES TENDREMOS QUE SEGUIR AGUARDANDO A QUE LLEGUE ESE "SANTO" DÍA EN QUE TE PONGAS A ELLO.

Y SERÁ ESE DÍA, Y NO OTRO, CUANDO ESCRIBAS Y ESCRIBAS, ESCRIBAS Y ESCRIBAS, LLENANDO PAPELES Y PAPELES VIRTUALES DE IDEAS RECAMBOLESCAS, AGOTANDO TODO PAPEL U HOJA SERVIBLE DE TU CASA, LLEGANDO A AGOTAR EL CUASI INAGOTABLE ROLLO DE PAPEL HIGIÉNICO DEL CARTÓN BIODEGRADABLE QUE SE PUEDE TIRAR AL RETRETE SIN PELIGRO DE OBSTRUIR U ATORAR LA CAÑERÍA Y PROVOCAR UNA FUGA, POR ROTURA, CON UNAS INGENTES HUMEDADES Y FUGAS EN EL DORMITORIO DEL VECINO PELÓN, MIENTRAS SU COTILLA ESPOSA FRÍE UNAS COCRETAS DE JAMÓN DESHUESADO Y BAJO EN SODIO EN LA COCINA, MIENTRAS TARAREA EL ÚLTIMO LP DEL FARY.

ALGÚN DÍA, LLEGARÁ ESE DÍA...

Antígona dijo...

Pues ponte, K, ponte. Porque la cuestión, al menos para mí, es ponerse. Y cuando uno se pone es cuando surge aquello que tiene que decir. Se sienta uno ante el ordenador con una ideíta de nada, y pareciendo que no tiene nada que decir, pero a fuerza de insistir un poco resulta que sí.

Y es que todos tenemos algo que decir. Otra cosa es que tengamos ganas o tiempo de hacerlo. O las dos cosas: ganas de invertir nuestro tiempo en alumbrar, jugando con las palabras, eso que nos gustaría decir y que sólo descubrimos a través de ese juego.

Pero como en cualquier juego, es necesario ponerse a ello.

Un beso!

NoSurrender dijo...

Pues a mí me parece un buen principio para una historia:

“Entró en la catedral de Santiago, se sentó en una de las primeras filas y, bajo la luz filtrada de las vidrieras gritó con todas sus fuerzas ¡¡me cago en Dios!!”...

:)

Anónimo dijo...

http://blogs.elpais.com/quinta-temporada/2011/03/downton-abbey-drama-historico-britanico.html

k dijo...

Claro, Gata. Y después, me enfado :D (no con ellos, sino con mi pequeñez).

¿Intentar, Jafa? ¿Qué clase de friki eres tú? Do. Or do not. There is no try. Juas.

Además, esperanza tiene razón, aunque pida perdón por hacerlo. A tu pregunta, pienso que a las películas les pasa lo mismo. Pueden venirse abajo en el minuto 60, o 70, o 120. Hay un ejemplo buenísimo de película que empieza que te mueres y pierde, pierde, pierde fuelle hasta que se queda en "puesvale". Aquí la primera secuencia en inglés. Si no la has visto, te quedarás con ganas de verla. Si la ves, me lo cuentas: Stranger than fiction.

Carmela siempre viene a darme ánimos. Gracias :)Y ya hago lo que quiero, ya. Lo que me jode es no hacer lo que no puedo.

Y Exlucifer, ese día tú leerás y leerás y leerás... y al final dirás "pues no me ha gustado nada, menuda paja mental, montaña rusa emocional". Pero será mentira, claro. Te va a encantar.

Antígona también tiene razón, la cosa es ponerse (lo de la inspiración y la transpiración). Sí, un día de estos, ya te digo.

Lagarto, tienes razón. ¿Sigues tú? :)

Anónimo, muchas gracias por el enlace. Con estas aportaciones, ven cuando quieras. No conocía ese blog, así que dobles gracias.

Carmela dijo...

Pues a mi no me joderia, me refiero a no hacer lo que no puedo hacer.

Croe que si solo hiciéramos lo que podemos hacer y nos quedáramos en eso, nos detendríamos.
Hacer lo que uno sabe hacer es fácil.
Intentar, querer, aspirar, desear,....hacer lo que no sabemos hacer es crecer.

Y, jajajaja petarda, no te digo las cosas por animarte, son reflexiones en voz alta, o mejor en palabras, que me hago yo misma cuando te leo.
Mira, si es por animarte te puedo decir una cosa; cuando te leo...me haces pensar, y mucho.
Trabajito que me das.

Un besote no de ánimo, que no creo que te haga falta, sino de amiga, que para mi lo eres. pero bueno si te hace falta ánimo, me avisas.

k dijo...

No lo intentas, pero me los das, porque siempre ofreces un punto de vista positivo y optimista.

Y me mola hacerte pensar. Igual no lo estoy haciendo tan mal :)