03 septiembre 2012

Una piedra en el camino me enseñó que mi destino...

Esta es una foto que saqué hace dos veranos, en un paseo a la orilla del Pacífico, en Sydney, Australia.

Pedrusco australiano

Y esta es una foto que saqué este verano, en un paseo a la orilla del Atlántico, en Islas Cíes, España.

Pedrusco europeo

Hay una cosa que está clara: los pedruscos son pedruscos en cualquier parte del mundo y a la orilla de cualquier océano. Nosotros también. Entonces, ¿por qué estas ganas de ver la luna cabeza abajo? ¿Qué necesidad hay de huir? ¿Qué crees que vas a encontrar? ¿Qué crees que vas a dejar atrás? ¿Por qué piensas que la luz en el otro lado te va a hacer ver las cosas, o verte a ti misma, de una manera diferente?

7 comentarios:

Jafa dijo...

...en Sydney puedes tropezar también con esa piedra que parece la misma. Aunque es verdad que poner tu vida boca abajo a veces puede ser la solución para salir de Matrix.

K, vaya especie de maldición tenemos... dónde coño estaríamos si no nos hubiéramos cuestionado nada. A veces parece que la libertad debe ser algo parecido a no buscar razones a nada.

wizzi dijo...

Se piensa que huir consiste en irse de un lugar, cuando lo que hacemos es huir de nosotros mismos,nos empeñamos en que con cambiar de lugar es suficiente, tropezando otra vez.

Errorrrrr. En cualquier parte vamos a ser los mismos. Repetir las mismas acciones conduce a los mismos resultados.

Leí hace poco algo sobre un cambio de estrategia, si te encuentras con una piedra demasiado grande para destruirla, haz como el cangrejo, rodéala y sigue adelante. Siempre adelante.

Jafa, tengo que pensar eso de la libertad, hasta ahora me parecía justo lo contrario.

Anónimo dijo...

¿ No será que ambas piedras son la misma y te la trajiste desde Australia en el zapato, sin darte cuenta ?

Jafa dijo...

... Wizzi, quería decir que hacer lo que nos apetece sin cuestionarnos por qué nos apetece es un lujo que no siempre nos permitimos.

Maeve dijo...

Entro aquí y no puedo dejar de pensar en la tristeza que me produce el devenir de los seres humanos que se dejan llevar por los terrenos conocidos y por lo que es fácil. Aunque se enreden.

Entro aquí y veo a una persona interesante, compleja y muy válida.

Entro aquí y aprendo una lección que necesito aprender desde hace mucho.

En fin.

Edgar Aguilera dijo...

"Nowhere to run"... Hace tiempo, y despues de intentar esa huida imposible post adolescente, estoy seguro que vayas donde vayas te encuentras al mismo pedrusco. y precisamente por ello no vale la pena continuar huyendo.
saludos K!
forced

Clari dijo...

que lindo seria poder hacer vuelos a Sydney pero nunca se me cruzo por la cabeza hacer ese destino.. siempre voy a los lugares tipicos de veraneo cerca de Buenos Aires. ojala algun dia pueda conocer