02 septiembre 2012

El primer episodio de The Wire

The Wire es una de mis asignaturas pendientes. Hace años que la tengo ahí descargada y esperando a que me anime a verla. Recomendaciones me han llovido de todas partes y de personas con criterios que para mí son muy fiables. Pero ver una serie así, las cinco temporadas, cuesta. No es que cueste verla, pero cuesta ponerse a verla, empezar. Ya sé que una vez que empiece no voy a ver nada más, y por eso mismo no empiezo nunca.

Pero esto no es del todo cierto. Ya empecé con esta serie un par de veces antes de hoy. Una vez vi un par de secuencias. Vi de qué tipo de serie estábamos hablando y me dije: "Para el invierno". En invierno le di otro tiento y lo puse otra vez. Vi los cuatro primeros capítulos, pero sin ganas. Y pensé: "A esta serie hay que darle mucho más que un sofá y un rato muerto".

Bueno. Pues hoy me he puesto con ella por fin (también quería cumplir uno de mis propósitos de año nuevo). El primer episodio de cualquier serie siempre tiene un punto extraño. Suelen ser atípicos y un poco difíciles. Tienen que presentar la serie, los temas principales, los planteamientos de la trama de la temporada, los personajes, completos desconocidos para el espectador. Tienen que resultar atractivos, enganchar, dejarte con curiosidad pero contarte lo suficiente como para que puedas tener esa curiosidad. A veces tienen un tono un poco diferente a lo que luego resulta ser la serie, porque es un episodio que se hace antes de decidir si la serie se va a hacer y puede pasar que haya cambios posteriores. Los dos mejores primeros episodios de series que yo he visto son el de Lost y el de Boardwalk Empire, no sé muy bien si por este orden (probablemente sí, aunque el de Lost tiene el problema de que es un episodio doble, si no recuerdo mal... bueno, yo casi nunca recuerdo mal). También es ejemplar el de Breaking Bad.

A modo de juego para mis (dos) lectores que han visto The Wire voy a decir lo que he creído ver en este piloto.

El episodio arranca con la escena de un crimen en una calle, de noche. Nunca es casual la elección de escenarios para un piloto. Las imágenes de esta secuencia hablan de una serie urbana y policíaca, pero además dicen que va a ser realista y sucia. El muerto se llama Moco. Y el policía que habla con un testigo va a ser nuestro protagonista, por lo tanto el siguiente hombre del que me enamoraré: McNulty. No recuerdo que nadie llegue a decir su nombre de pila, pero no estoy segura. La serie va a tener mucha sabiduría popular y gusto por hacerte pensar en cosas. Momentos en que los personajes se van a enfrentar a tomas de decisiones desagradables, personales y profesionales. No va a escatimar en encontronazos y tensiones, va a jugar con lealtades y adhesión a principios. McNulty es un personaje que probablemente se volverá complejo, no tiene pinta de ir a ser agradable, aunque en este capítulo solo vemos pinceladas con un punto arquetípico: irlandés, divorciado, no ve mucho a sus hijos, se pasa con el alcohol, lleva de regular a mal la imposición de la autoridad, vale más de lo que su puesto demuestra, tiene un punto quijotesco, sabe cómo enfadar a las personas que están a su alrededor pero también sabe conservar a los amigos que le importan, habla cuando debería callarse y se calla cuando debería hablar, su propia vida parece importarle muy poco. Más o menos es lo que se ve de McNulty en la primera hora de The Wire. Sí, definitivamente dan ganas de ver más.

El otro personaje sobre el que recae la importancia en este primer capítulo está al otro lado de la ley y sí tiene nombre de pila (lo llaman "D"). Lo conocemos sentado en el banquillo de los acusados, del que se libra por los pelos (y por métodos no legales) y lo seguimos a su nuevo empleo, después de ser degradado en la jerarquía. Vemos cómo se enfrenta a los problemas. Supongo que este personaje irá madurando. Conocemos a un chaval, poco más que un adolescente, que tiene que aprender a manejarse en un mundo de lobos y que, básicamente, no tiene ni puta idea. La idea que me queda es que le habían puesto en un lugar muy superior a sus capacidades y la caga como no podía ser menos, disparando a un hombre a la vista de todo el mundo. No es muy listo, otro bocazas, pero en un sentido diferente a McNulty. No piensa antes de hablar, piensa poco en general. No parece tener lo necesario para hacerse un hueco en ese mundo, en el que parece encajar a medias, y menos un hueco en una posición de mando. Será interesante ver qué es de él también.

Quería decir muchas más cosas pero yo también hablo demasiado, y no son horas. He empezado con The Wire esta noche y quería decirlo aquí, para quien tenga ganas de leer chapas. O para mí, sin más.

A modo de resumen...

Vemos a la DEA con cámaras y fibra óptica mientras la policía sigue con máquinas de escribir.

Vemos a los vendedores de droga y vemos el efecto de esas drogas en los consumidores, y cómo esos consumidores son personas.

Vemos cómo se forma un grupo de policías con un enorme marrón que comerse, y las tensiones entre los que quieren que acabe rápido y el que quiere hacer el trabajo (la vida misma).

Vemos la importancia del concepto de familia entre las organizaciones criminales. Lo cual no habla muy bien de la institución familiar, dicho sea de paso.

La frase del capítulo:

- Dos héroes luchando la guerra del narcotráfico.

- Ni siquiera podemos llamar "guerra" a esto.

- ¿Por qué?

- Las guerras acaban.

4 comentarios:

esperanza dijo...

Has dado en el clavo en muchas de las cosas que has dicho.
En esta serie, después de haber visto todas las temporadas, queda la sensación de que el todo es mucho más que la suma de las partes.
Que disfrutes.

k dijo...

Huy! tú también la has visto? :)

Muy bien, la verdad es que creo que la voy a disfrutar. No sé si prometer que no voy a meter más chapas sobre ella, visto lo visto :D

NoSurrender dijo...

Bueno, ya pasado un tiempo supongo que habrás visto más, y habrás comprobado que en algunas cosas acertaste y en otras no. The Wire no es una serie tan previsible. ¿Qué tal la cosa?

Anónimo dijo...

Abril del 2015 THE WIRE después de haberme quedado dormido dos veces en el primer capitulo,retome esta serie,comprada en DVD.....te va envolviendo capitulo a capitulo, no puedes mirarla a la ligera, recomiendo mucha disposición y poner atención a todos los diálogos. Es realista y cada personaje es un mundo,,,es es espectacular.