15 octubre 2007

"Todo lo que busco en una mujer"

Hay personas que creen que el hecho de tener algún sentimiento por alguien les da algún tipo de derecho sobre el otro.

¿En base a qué misterio ocurre esto? ¿Por qué piensa alguien que tienes la obligación de sentir amor como si se tratra de una justa correspondencia al amor que recibes?

—¿Por qué crees que debo estar contigo?

—Porque tienes todo lo que busco en una mujer.

¿De verdad es posible que una conversación así pueda producirse?

4 comentarios:

Mangamoncio dijo...

El verdadero amor es el que se da sin esperar nada a cambio. Lo demás es deseo, pasión, afán posesivo...

fanshawe dijo...

Uy, claro que es posible. Variantes:

- ¡Pero es que yo te quiero!

- Es que nadie te va a querer como yo nunca.

- Te estás equivocando (¿si?)

... and many many more....

Antígona dijo...

El enamorado no correspondido es un ser doliente, k. No puede comprender que en el mundo no haya una armonía universal tal que los sentimientos que en él ha producido otra persona no sean recíprocos. Y hay que reconocerle que en parte lleva razón, porque Cupido es un dios más bien cabroncete y es una verdadera faena enamorarse de alguien que nunca nos corresponderá. Sumémosle a todo eso el estado de gilipollez transitoria fruto del enamoramiento y ... voilá, ahí tienes la respuesta.

En fin, no sé si hoy estoy demasiado compasiva. Aunque en el fondo creo también que podría tratarse de una estrategia de seducción en la que el verdadero mensaje sería: Nena, si tú tienes todo lo que yo busco en una mujer, te voy a hacer feliz como nadie. O algo así.

¡Un beso!

Anna dijo...

De acuerdo que la respuesta tiene su punto, sobre todo si quien la recibe no siente lo mismo y por eso mismo, ejem, suena tan..., tan..., tan egoísta.
Pero ¿y la pregunta? ¿cómo se puede hacer esa pregunta -con ese "debo" que hiere- a alguien que está colado por otra persona?
Se trata simplemente de la falta de coincidencia: si ambos estuvieran "coincididos" ni la pregunta ni la respuesta serían ofensivas.
Yo parto de la base de que toda persona enamorada dice la verdad, su verdad, por eso es rotunda. Otra cosa sería hablar de cuánto tiempo dura esa rotundidez categórica.
"... que no hay mal que no cure, pero tampoco bien que le dure cien años, eso casi lo salva..." Aute cantavit.