11 diciembre 2007

Lo que están haciendo es importante

Tengo un punto escondido muy sindicalista, yo. Siempre me conmueven los tremendos pifostios que se montan en Francia, por ejemplo, cuando los obreros, los que sean, se ponen en huelga y la gente se dedica a esperar a que ellos y las empresas lleguen a un acuerdo, comprendiendo que para que alguien consiga algo es necesario el apoyo de los demás "alguien".

Lo que quiero decir es que pocas cosas me revientan más en este mundo que la señora que sale en la tele quejándose de que por culpa de la huelga de transportes ella llega tarde a su trabajo. O que no hay quien soporte el mal olor de las basuras desde que los señores que las recogen han decidido que hay una situación que no se puede soportar más.

Parto de una base, tal vez demasiado idealista, que es la siguiente: cuando se hace una huelga es porque hay algo que no funciona bien y mucha gente decide que la situación puede ser cambiada.

Cuando mucha gente decide que una situación puede ser cambiada, cuando la gente que lo decide hace piña y resiste, entonces esa situación puede ser cambiada.

Lo que están haciendo los guionistas de Hollywood es importante. La última huelga (por lo poco que he leído, en 1988) duró cinco meses y tuvo severas consecuencias en el consumo de productos audiovisuales (según este blog, un descenso permanente del 9% del consumo, además de las evidentes pérdidas económicas directas). Ese riesgo, al parecer, sigue existiendo. Incluso, habida cuenta de las alternativas, probablemente sea mayor.

Esto empezó porque el día 31 de octubre expiró el contrato de la AMPTP (la Alianza de productores de cine y televisión) con la WGA, el sindicato de guionistas más importante, nutrido y poderoso. Y los guionistas decidieron pedir aproximadamente lo que creían que les correspondia. Estas cosas siempre son un tira y afloja, aquí no voy a entrar a valorar si lo que piden es justo o no. Para eso están las negociaciones.

Los sindicatos siempre han tenido mucho peso en Hollywood, valiente nido de rojos y contestatarios está hecha la ladera de ese monte. Así que los guionistas decidieron que ya está bien de que otros se lucren a costa de su trabajo. No creo que pongan en tela de juicio la cuestión de que otro se lucre. Pero saben (parece ser que mejor que la industria) lo importantes que son, lo fundamental que es su trabajo, y usan bien su arma. Me retracto y valoro: no me parece una solicitud desproporcionada. Quieren, si no he entendido mal la cosa, que la industria se adapte a los tiempos no solo en cobrar, sino también en pagar.

Lógico, ¿no? Los representantes de las empresas (es decir, la AMPTP) dicen que no. Y ellos dicen que de ahí no se mueven. Me gusta.

Me muero de ganas de que la huelga se alargue hasta febrero o marzo. Me encantará ver qué salida encuentra la industria. Quiero ser testigo de un momento histórico: en pleno siglo XXI, la edad del estado del bienestar, de los culos calientes que no se mueven un milímetro para conseguir nada que implique perder algo de lo que ya tienen; en una era de "sacrificios, los justos", vienen estos señores a darnos de comer (más) sopas con honda. Vivir para ver. Ver para creer.

Y después está el punto a favor. Tienen los guionistas algo que vale su peso en oro en una revolución: la solidaridad. Algunos actores están apoyando esta iniciativa (vedlo aquí, si tenéis ganas, un ejemplo al final). La gracia del chiste es que resulta que el convenio de los actores y directores se acaba en verano. La cosa promete. Ya lo dice el dicho: a río revuelto, ganancia de pescadores. No creo que la cosa llegue al verano (sería demasiado espectáculo incluso para Hollywood). Pero en qué acabe esto condicionará muchas otras cosas. Y eso quiero verlo.

8 comentarios:

Coronel Kurtz dijo...

Después de la introducción pensé que ibas a hablar de los de los astilleros, como los de "los lunes al sol"... pero se ha quedado en un videoclip de mi querido Sean Pean, un pobre oprimido, a lo mínimo.

K dijo...

Ah, querido coronel... Cuando digo que mi punto sindicalista está muy escondido lo digo por algo :) En el mundo en el que yo vivo y hacia el que miro, para bien o para mal, quedan pocos astilleros. Tiene más mérito, si cabe, que estas gentes que no pasan hambre hagan huelgas y sientan la llamada de la solidaridad (la solidaridad para con los suyos, no la de Angelina Jolie, que también está muy bien). Los tiempos cambian. Cambiemos con ellos.

ladydark dijo...

Ayer mismo leía en El País un artículo sobre la huelga de los guionistas en EEUU. Decía Javier del Pino que :"Se han acabado los episodios de las series más conocidas, como Mujeres desesperadas o Anatomía de Grey; se ha cancelado la nueva temporada de House y 24, y se agotan los episodios de series que requieren más preparación, como Los Simpson. Dentro de un mes, sólo habrá realities y reposiciones, lo que puede provocar una espantada de anunciantes. También peligra la ceremonia de entrega de los Oscar: ni habrá guionistas para redactar un guión ni la industria querrá arriesgarse a una sala vacía (por solidaridad de actores y directores con los guionistas) o a piquetes en la alfombra roja."
Supongo que ante esta perspectiva los productores cederán no creo que puedan sacar adelante sus proyectos sin el concurso de los guionistas, es decir, dejar de ganar dinero que al final es lo que importa.

Antígona dijo...

Uff, me temo que esta vez voy a discrepar radicalmente contigo :)

Porque sospecho que los guionistas siguen teniendo sus culos bien calientes aun contando con las pérdidas, y se frotan las manos ante la perspectiva de tener sus culos aún más calientes cuando logren su objetivo. Que sin duda lo lograrán. Demasiada pasta está en juego como para que no lo logren.

Las medidas de presión no sólo son efectivas cuando muchos se aúnan, sino también en función del poder económico y social de quien las ejerce. Y los guionistas de Hollywood saben perfectamente de su poder, y por ello lo utilizan.

Francamente, me resulta difícil solidarizarme con estos trabajadores privilegiados. Es muy fácil pedir más cuando ya se nada en la abundancia y se dispone de un cierto nivel de autoconciencia. Es demasiado fácil cuando la gallina de los huevos de oro ya ha llegado a tus manos. Porque nadie será tan imbécil de dejar que maten a la gallina. Alimenta a demasiados de los sobrealimentados.

¡Un beso!

K dijo...

Es un poco lo que intento decir, solo que me lío y me voy por las ramas, Ladydark, así que te agradezco la aportación (y a Javier del Pino también, de paso). Qué pasaría si la huelga se alargase, cuáles serían las consecuencias. Les veo programando Cuéntame en prime time...

Sí que eres radical, sí, Antígona... :p

Sinceramente, creo que para que monten el pollo que están montando tiene que haber algo más que una ambición económica. Está, por ejemplo, la impotencia de ver cómo otros obtienen beneficios de su trabajo a través, por ejemplo, de las ventas por internet o por móvil y que a ellos no les repercute absolutamente nada. Sin mencionar el ridículo porcentaje que sacan del mercado del dvd y que es, pese a la piratería, la principal fuente de ingresos de las productoras. No sé exactamente cuáles son las condiciones de trabajo de los guionistas en Estados Unidos pero a poco que se parezcan a las de aquí, y me imagino que algo se parecerán, de privilegiados nada. Siempre, por supuesto, ateniéndonos a su contexto.

Todos los guionistas del mundo deberían hacer lo mismo. Y estamos hablando de símbolos: no solo los guionistas de cine y televisión tienen ese poder en sus manos. Pero ellos han decidido usarlo. Y hacen muy bien.

Creo que merecen mi respeto y mi solidaridad todos los trabajadores que se esfuerzan por hacer que su trabajo sea respetado. Aunque cobren más que yo...

K dijo...

Más de guionistas, esta vez de aquí y sin los medios detrás dando bombo:

Lean, lean

Exlucifer dijo...

LAS HUELGAS SIEMPRE TIENEN UN MISMO OBJETIVO: COBRAR MÁS Y TRABAJAR MENOS.

¿PARA CUANDO UNA HUELGA DE EMPRESARIOS?

LOS TRABAJADORES HOY EN DÍA TIENEN EN SUS MANOS UN ARMA ANIQUILADORA COMO ES "LA HUELGA".


(El comentario precedente está patrocinado por la CEOE)

K dijo...

Una huelga de empresarios sería una cosa muy curiosa de ver...