06 julio 2010

La ciudad

El otro día volviendo del cole hice unas cuantas fotos de las calles, de esas tontas que me gustan a mí.

Esta es una calle no lejos del centro:

ciclista

Como véis, el ciclista lleva casco. Mucha gente usa la bici y todo el mundo usa casco. Las multas por infringir las normas son desproporcionadas y la gente parece obedecerlas escrupulosamente. 300 dólares por hablar por el móvil en la bici o 90 por llevar el casco suelto son como para por lo menos pensárselo. Aparte de eso, ojo a la anchura de la calzada.

Lo de las aceras es otra cosa curiosa. Mientras estás en el centro de la ciudad son anchas y cómodas, pero una vez que te acercas a las zonas residenciales, hay extensiones de hierba que no sabes si pisar y extraños accesos a la calzada. Pasos de cebra todavía no he visto ninguno. Esto de la foto es el acceso del peatón a la calzada para cruzar. Look right!

cruza la calle

Lo de la hierba no es coña:

pickups

Con un 78% de humedad, las aceras de hierba siempre son verdes. Las calles me parecen preciosas en este barrio residencial extra tranquilo:

una calle

Una de las cosas que más me gustan de visitar otros países es lo diferentes que son las señales de tráfico (ya ves tu con qué poco soy feliz).

railroad tracks

Y aquí es donde vivo:

pink house

3 comentarios:

Exlucifer dijo...

MUY BONITO Y MUY RARO...

ESOS ÁRBOLES QUE SE VEN PARECEN FRAMBUAYANOS.....

SALUDOS DESDE LA ISLA...

k dijo...

Árboles raros, pájaros raros, ruidos raros. Todo es raro (pero es porque están cabeza abajo).

NANAMI dijo...

Qué bonito :)
Me encanta que tengas un blog :*