15 julio 2010

The Outback

En Australia se llama Outback a todo lo que no es la zona poblada de la costa (esto es, al 90% del territorio). Se compone mayoritariamente de desierto, aunque hay un poco de todo.

El fin de semana pasado fui a un pueblo del Outback llamado Chillagoe. Allí el aspecto es mucho más seco, menos tropical, que aquí en Cairns.

outback

Como desierto, desierto, no era:

laguna dos

Pero tenía unas espectaculares formaciones rocosas (limestone rocks, vulgarmente "piedra caliza") que debían su extraña apariencia a la intervención del agua:

wet sheets

Esas mismas rocas que se disuelven lentamente en el agua de lluvia crearon, bajo la tierra, cientos de cuevas, de las que vimos un impresionante ejemplo en un largo paseo bajo tierra de una hora y media (y estar en cuevas siempre me hace acordarme de Frodo y sus amigos atravesando Moria, y lo tenía que decir, lo siento):

cave02

Otra más de la cueva:

cave 01

Y otra:

cave03

En ese remoto lugar vi mi primer road train:

road train

... y cuando digo remoto no es coña...

the end of the world is around here

... vi mi primer canguro (aunque en realidad era un wallaby, que es lo mismo pero más chico)...

wallaby

... y me comí mi primera barbacoa australiana (que es bastante parecida a cualquier otra, dicho sea de paso):

bbq

(Esta última es para quien el otro día me preguntó si comía bien... juzguen ustedes mismos.)

Continuará.

10 comentarios:

NANAMI dijo...

ya había visto las fotos, pero molan mucho más cuando comentas. Buena pinta tié la carne, oyes... Bss

Exlucifer dijo...

PUES A MI MÁS QUE FRODO ME RECUERDA A LAS MÉDULAS Y A UNA VISITA POR UNA CUEVA/GRUTA CON CASCO Y TODO Y EN COMPAÑÍA DE UNAS IMPRESENTABLES.... OIGA UD....

k dijo...

Buena carne, sí. Las fotos es cierto que tienen otra pinta comentándolas (incluso para mí), me lo paso muy bien haciendo los post.

Lucifer, a mí también me recordó a aquello. Y esa foto maravillosa con los cascos en la cabeza. Aquí te daban linterna, pero no casco, te decían solo "watch your head!"

Gata Vagabunda dijo...

K, ¿tú estás segura de que eso es Australia y no Kamloops, Canadá? jeje
La comida, los "bichitos", los paisajes, los territorios inmensos sin un humano a la vista...

¡Ay, esos letreros que dicen: allá tú si no tienes gasolina...!

Las rocas son una maravilla.
Me encantan.

Antígona dijo...

Ay, la hostia, pues yo no sé si mi coche aguantaría tanto kilómetro sin repostar... o justito justito, vaya. Como para despistarte y olvidarte de llenar el depósito cuando sales.

No sé si me agobiaría un tanto estar en un país donde las distancias entre las partes civilizadas son tan enormes.

La carne tiene buena pinta, y eso que yo ni la pruebo, pero me sé de uno que diría que dónde cojones están las patatas fritas, jajaja ;)

Y por cierto, las cuevas son espectaculares, pero a ver cuándo nos cuentas algo de los y las australianos/as, que me intriga saber qué tal la gente allí.

Más besos!

k dijo...

Pues, Gata... no había pensado en las similitudes pero tienes razón, son territorios primos hermanos.

Antígona, yo creo que tiene que ser cuando menos emocionante vivir una temporada en un sitio así (aunque al final es lo de siempre, te quedas en tu casa la mayor parte de los fimes de semana...) Lo de las patatas fritas también lo pensé yo aquel día, sí :D

Y bueno, la parte antropológica la dejamos para cuando tenga algo más de vida social. Te puedo decir cómo son los coreanos, japoneses, taiwaneses, suizos, alemanes, franceses, chechos y polacos, incluso brasileños y colombianos, pero de los australianos he tenido pocos ejemplos todavía... Algo haremos, de todas formas (y gracias por las sugerencias!)

jafatron dijo...

Me llama la atención lo de los chechos, no he sido capaz de localizar su patria en google maps, y también el incluso. No paro de darle vueltas al incluso. ;-)

k dijo...

Qué bobo eres... donde dije chechos digo quechos. O sea, quecos. O sea... incluso!

(¿Comprendes ahora para qué vale la vista previa?)

NoSurrender dijo...

Bueno, a mí esto de las cuevas siempre me lleva a pensamientos freudianos, ejem. Pero lo que más me impresiona es la distancia a la siguiente gasolinera; seguro que hay gente que no calculó bien la capacidad de su depósito (fijo que yo sería de ellos). Los imagino vagando por ahí, creando una nueva sociedad, cazando canguros, viviendo en los coches abandonados bajo el sol, vistiendo harapos, y reproduciéndose en nuevas generaciones de salvajes :)

k dijo...

La verdad es que es una señal genial, de esas que estás deseando encontrarte cuando viajas a un sitio como este. Y tu imagen de lo que les pasa a las almas perdidas sin gasolina es impagable!