31 enero 2008

Desvarío

Qué cansada estoy. Cansada y desganada. Pensar en las cinco horas de clase de esta tarde me agota, me imposibilita para pensar en cena más copas justo a continuación, los putos carnavales. No puedo, es imposible, estoy demasiado cansada. Solo tengo ganas de estar sentada y no hacer nada, no pensar, dejar que pase el tiempo y que llegue el momento de irme a dormir. No tengo ganas de hacer la comida ni de comérmela, ni de fregar, lavarme los dientes, coger el coche y enseñarles a los chavales ejemplos de la forma, la proyección, el escorzo, el traslapo, aguantar a los pesados de animación mientras me hacen esas preguntas que no sé contestar, dos horas contando lo mismo cuarenta veces sobre el premiere a los de audiovisuales, sentirme sola, tener frío y sin embargo sudar, esperar un mensaje que no llegará, ir de cena ni de coña, estoy demasiado cansada, quiero dormir aunque después llega la hora me desnudo, me acuesto y no concilio el sueño pensando en el puto bacilo de Koch, en esputos, en llamadas telefónicas, en seis meses de tratamiento, en contagios. Luego está lo de la soledad, que últimamente me pesa tanto que busco señales en todos los ojos que se cruzan conmigo, tan solo para ir descartando, este no, este tampoco, a veces me pregunto qué pasaría si de repente aparecieran unos ojos de los que pudiera decir tan solo este tal vez, me cagaría encima, si no es lo que quiero, si no es lo que quiero querer, ¿por qué no paro de pensar en ello?, no lo entiendo, me agobia la idea. Tengo los pies fríos, las manos frías, camiseta, sudadera, bata, calefacción, después dentro de un rato tengo calor, pero no tengo fiebre, y hasta querría tenerla, una buena excusa para pedir la baja de una vez, por qué tendré tantas ganas de estar de baja, tal vez para descansar, para no tener que enfrentarme a cinco horas de clase, qué son cinco horas, joder, pues una cosa muy pequeña comparada con otras mucho peores que has tenido que afrontar en otras ocasiones, pero al mismo tiempo me parece imposible soportarlo. Nunca sabes si es mental o físico, esa puta manía de atribuirle una causa psicológica o mental a todo lo que nos pasa, estoy empezando a ser cada vez más House, cada vez más escéptica con respecto a la existencia de cualquier tipo de más allá, al poder de la mente, incluso de la voluntad, del alma en general. Que no, que somos moléculas y humores, química, biología, cosas tangibles, tengo que dejar de pensar que me domina una parte de mi cerebro que no puedo entender, inaccesible, imposible de analizar, de poner bajo el microscopio, eso no existe, qué manía, la puta trascendencia, cuánto daño han hecho los místicos, incluso el jodido Freud y toda la caterva de explicadores de misterios por los misterios, que no, que todo es mierda y sangre y células, no hay más, pensar que hay más es una pérdida de tiempo y una forma imbécil de dar por explicado lo incomprensible, y no es así, no es así, no hay fantasmas, ni dentro ni fuera, la magia son trucos, todo es fe, no quiero fe, quiero pruebas, quiero poder aceptar que lo que no sé, lo que no entiendo, son solo eso, ignorancia, no payasadas del poder de la mente ni fantasías espirituales ni cosas que podría cambiar si quisiera. Lo que es, es, y se puede encontrar con un análisis de sangre o una radiografía y ya esá. Punto. Estoy cansada y no me lo invento, no hay subconsciente que me gobierne, no existe nada de eso. Definitivamente y para siempre, me quedo con Scully. A tomar por culo. La verdad está aquí dentro: en los ruidos de mis tripas.

5 comentarios:

Mangamoncio dijo...

Pues yo me quedo con Mulder, querida K. La verdad está ahí afuera... Sólo tienes que ir a buscarla...

jafatron dijo...

Vaya, estaba pensando yo en un post descarga, pues llevo toda la mañana (como todas desde hace un tiempo) repitiendo a mis chicos "de uno en uno, por favor" hasta agotar mi cerebro, y me encuentro con el tuyo, que da la sensación de estar diciéndole a la vida lo mismo, "de uno en uno por favor".
En mi caso me he dado cuenta al final que la solución no era intentar que vinieran de uno en uno, sino conseguir que no vinieran. Y es que en muchas ocasiones existe una raíz común y vale la pena investigar cuál es.
Suerte. Y ánimo.

Exlucifer dijo...

AUNQUE LA DISTANCIA SEA MUY LARGA, NO ESTÁS SOLA. ÁFRICA ESTÁ CONTIGO.

ESTA MAÑANA ESTUVE LIADO Y NO TE PUDE LLAMAR. TE LLAMRÉ ESTA TAR, PERO CLARO, LO HICE ANTES DE LEER ESTA ENTRADA. ESTABAS EN LAS PUTAS CINCO HORAS DE CLASE.

MAÑANA TE LLAMO Y HABLAMOS.

TE MANDAMOS MUCHOS BESOS .

Nausicaa dijo...

Eso lo has escrito tú o lo he escrito yo? O es q lees mis pensamientos? Sea como sea estamos jodidas las dos...

Lula Fortune dijo...

Jodida terapia de grupo! A veces piensas que estas sola y el silencioso transeúnte que se cruza contigo y al que miras con indiferencia, viene de cagar la misma mierda. Perdón!
Son todo bacilos, K, y el día tristón y las ganas de primavera y la pereza de sol y la nostalgia de otros lugares y la necesidad de cambio y...
Muchos besos solidarios.
(No le recomendaré tu post a Lucas Tanner, el pobre con lo que se agobia con sus cinco horas!)