05 febrero 2008

Joder

Leo cosas por ahí que me dan una envidia de cagarse.

Después vuelvo aquí y me leo yo y

En fin, total pa qué me voy a quejar, si luego me llenáis los comentarios con cosas como que escriba lo que me salga del coño, y con razón.

Pero hoy me he dado cuenta de que muchas cosas no van como yo quiero porque yo misma no soy quien quiero ser.

Y me jode muchísimo, porque no sé contestar a la pregunta ¿cómo quieres ser?

De verdad, hoy me la he hecho y me he quedado sin palabras.

Y, de verdad, esa es una de las peores cosas que pueden pasarte (sobre todo cuando todo lo demás va bien).

Menudo telar.

A modo de autorrespuesta os dejo aquí una frase sacada de la película Arrebato, de Iván Zulueta, que vi la semana pasada en la tele, para que os haga pensar un rato:

"No fue una gran idea. Pero acabó sirviendo, como siempre que me equivoco".

¿Vosotros no veis la tele con un boli y un bloc al lado?

6 comentarios:

Gata Vagabunda dijo...

Ya me gustaría usar siempre un boli y un papel cuando escucho algo interesante, pero cuando estoy demasiado ensimismada ni se me ocurre :)

K, en esta época el cielo es demasiado gris. Y eso que cerca de ti se respira Antroido por todas partes... Ánimos y un beso :*

Mangamoncio dijo...

Mira, K, simplemente el hecho de que te preguntes quién quieres ser es un paso importantísimo para llegar a ser tú misma. En esa lucha andamos enfrascados muchos... Dando tumbos por la vida, intentando arrancarnos las etiquetas y buscando nuestra esencia verdadera... Es un camino duro, pero si llegas a la meta, serás feliz.

Acabo de recordar una frase de Buda, que quizá se pueda aplicar a todo esto: "Pocos son entre los hombres los que llegan a la otra orilla; la mayor parte corre de arriba a abajo en estas playas".

jafatron dijo...

A veces es más fácil empezar por la pregunta ¿cómo no quiero ser? y el resto ya se andará.

A tu pregunta: No.

Pero si no leyera nada por ahí que me diera una envidia pa cagarse, probablemente me compraría una tele, un boli y tres blocs.

Exlucifer dijo...

Y ME PREGUNTO YO: ¿ANTES DE PODER CONTESTAR A LA PREGUNTA COMO QUIERES SER, NO SERÍA MEJOR RESPONDER A LA PREGUNTA CÓMO ERES?

PORQUE SI NO SABES COMO ERES, PODRÁS CONTESTAR A LA PREGUNTA DE CÓMO QUERRIAS SER, PERO QUIZÁ LO QUE QUIERAS SER Y LO QUE ERES SEA LO MISMO, CON LO CUAL, PARA QUÉ COÑO NOS VOLVEMOS LOCOS HACIÉNDONOS PREGUNTAS RETÓRICAS?

EN CONCLUSIÓN, COMO DIJO AQUÉL SABIO: DIME DE QUÉ COLOR SON TUS CALCETINES Y TE DIRÉ CUAL ES TU PLATO PREFERIDO.

P.D. PUES NO. BASTANTE TENGO YO CON VER LA TV PARA ENCIMA TENER UN BLOC AL LADO. GENERALMENTE CUANDO LO HAGO ME ABSTRAIGO DE MI PROPIO SER, ENTRANDO EN UN ESTADO DE SEMIHIPNOSIS TELEVISIVA QUE ALGÚN QUE OTRO PSIQUIATRA HA DENOMINADO: APLATANAMIENTO TELEVISIVO.

Antígona dijo...

Yo creo que uno sólo descubre cómo quiere ser a fuerza de errores, es decir, cuando por la razón que sea se ve convertido en algo que no quiere ser o cuando observa en otros aquello que nunca querría ser.

La pregunta en abstracto es demasiado difícil de responder. Su respuesta sólo puede llegar del lado de la negación: así no quiero ser. Y en la negación viene implícita, aunque no siempre de manera consciente, una afirmación positiva.

Al menos yo me he preguntado muchas más veces cómo no quiero ser que como quiero ser. Y creo que es desde ahí como me he ido y me seguiré definiendo en el mayor o menor grado de definición que consiga.

Leo de una tacada tus post anteriores y te veo de un "revisionista" que ni el mismísimo Descartes :) No te me pierdas entre tanta pregunta y tanta reflexión, eh?

¡Un beso!

Oyros dijo...

Pues no sé si quiero conocerme totalmente a mí mismo. Prefiero sorprenderme cada día. ¿Quién no se ha levantado una mañana y ha descubierto que le gusta algo que hasta entonces odiaba?

Lo que creo que hay que darse cuenta es que la gente no siempre es igual, no siempre quiere encontrar lo mismo y sus pensamientos, metas, objetivos y formas de pensar van variando con el tiempo.

Supongo que la felicidad es producir cambios y saber adaptarse a los que lleguen, sin más preocupaciones de las necesarias.

A tu pregunta, veo muy poco la tele. El bloc prefiero llevarlo en el tren, caminando y hablando con gente.