10 febrero 2008

No country for old men, Ethan Coen y Joel Coen

(No suelo comentar películas en cartelera porque soy un poco bocazas; ojo, alguien podría considerar que se me ha colado algún pequeño spoiler, aunque he intentado que no.)

Qué belleza, Estados Unidos a través de la lente de los hermanos Coen. Nadie la retrata como ellos. Y no solo belleza: belleza dentro de la cotidianidad. El cielo, la tierra polvorienta, la gasolinera Texaco, la frontera con México, los coches, el motel de carretera, el hotel barato, la señora gorda con gafas sentada tras una mesa de oficina.

No es él. Es el personaje. Eso pensé un momento, aunque después tuve que reconocer que Anton Chigurh no sería lo mismo sin él. No llegas a odiarlo porque por momentos lo admiras y porque fascina lo listo que es y lo artero, la forma en que mantiene la calma, el silencio, el sigilo. La locura en sus ojos. Qué miedo da. Oh, no es un malo cualquiera, no. Es un buen malo. Un malo especial.

El personaje del padre de Ed Tom Bell (Tommy Lee Jones), ausente y presente durante toda la película, sobrevolando la expresión apesadumbrada del sheriff, su hastío, su impotencia, su forma de llegar unos minutos tarde a todas partes o de no llegar en absoluto.

La persecución siempre infructuosa, el azar, el castigo, la permanente e inútil huida hacia delante, hacia ningún sitio.

La inutilidad de la codicia, el vacío de la violencia, la evidencia del dolor, la forma en la que puedes resultar especial sin serlo, en los ojos y las palabras de Carla Jean (Kelly McDonald) la esposa de Llewelyn Moss (Josh Brolin). Y este último, mejor no olvidarlo, un alter ego, un reflejo exacto (por inverso), el contrapunto perfecto, el artífice del equilibrio. Otro hombre silencioso que provoca el cataclismo y que lo acepta diciendo "Things happened. I can't take 'em back".

La forma en que los personajes se predicen y se adivinan y no te resulta extraño porque das por supuesto y aceptas que son más listos que tú, aunque lo único que pasa es que, por una vez, son tan listos como tú, el espectador, el que casi siempre lo sabe (o lo espera) casi todo.

Sí, el personaje de Tommy Lee Jones es un poco el de siempre, y tal vez Carson Wells, el de Woody Harrelson, es un poco innecesario (salvo por una de las líneas de diálogo que pueden pasar a la historia de esta película, ese "Just how dangerous is he?" al que Wells responde "Compared to what? The bubonic plague?"); desde luego es un poco difícil creer tanta violencia y tanta muerte (el "hard to believe" que varias veces dice Bell, el sheriff, y que probablemente hace a la película tan verosímil). Tal vez no se entiende muy bien la continua referencia al pasado y al cambio, justificado (y alimentado) por el propio título…

Pero es que esta película hay que verla varias veces antes de escribir nada sobre ella.

Porque es cine del que merece la pena, cine de ese que te hace olvidarte de las cosas, que te transporta a otro lugar: uno en el que hay buenos, malos, cielos infinitos, desiertos de tierra y piedras, crueldad, generosidad, soledad, secretos, suspense, miedo, amor y muerte. Cine de verdad.

13 comentarios:

fanshawe dijo...

Cada vez que aparece tengo miedo. Él me aterra.

Mangamoncio dijo...

La peli tiene una lectura interesante, buenas interpretaciones y secuencias cojonudas, pero sinceramente, hubo un momento en que empecé a aburrirme mientras la veía y eso nunca es una buena señal...

Me gustaría leerme la novela en la que está basado el guión.

K dijo...

Es cierto, Fanshawe. Cada vez que aparece se acelera el corazón esperando que pase algo horrible...

Mangamoncio, yo no me aburrí en ningún momento. Las imágenes me mantenían hipnotizada, no sé lo que me pasó (me pasa muy pocas veces). Si lees inglés, la tengo en pdf. Si la quieres, dime dónde te la mando. Lo mismo para los demás, claro.

Oyros dijo...

K! Ésto parece un Hoygan inverso! Dando antes de que nadie pida! :P

Cuando leo a alguien que escribe de forma tan apasionada sobre algo siempre me dan ganas de verlo. Será aquello del culo veo, culo quiero u otra cosa más profunda. El hecho es que ahora me toca apuntarlo en la agenda como cita obligada.

Mangamoncio dijo...

Muchísimas gracias por el ofrecimiento del pdf, K, pero no soy capaz de leer una novela en la pantalla del ordenador... Donde esté un libro, con sus paginitas y todo eso...

Y ya digo, a mí la peli me gustó mucho en algunos momentos, pero no consiguió engancharme del todo. Me aburrí un poco... No sé, son cosas que pasan. Yo, personalmente, creo que también hay mucho esnobismo por ahí con los Coen y con otros cineastas (y no lo digo por tu curradísima y sincera crítica, K). A mí no me parece un peliculón, como muchos predican por ahí.

K dijo...

Bueno, Oyros, ya ves que no todo el mundo piensa lo mismo que yo... vete prevenido y no olvides tener en cuenta que soy un poco rara.

Mangamoncio, lo de leer un pdf (de 180 páginas, por cierto) es cosa de acostumbrarse. ¿Cuántos blogs, periódicos on line y textos varios lees al día? ¿Cuántas páginas escribes (y relees, supongo)? Si no, siempre te queda la opción de imprimirla. Di la verdad: no sabes inglés :)

Sobre lo otro, no sé que decirte. Yo puedo entender a la gente que flipa con los Coen porque flipo con ellos. El otro día les puse a los chavales Arizona Baby y me volvió a encantar. No las he visto todas, así que no puedo hablar en general, pero las que he visto tienen algo especial, tal vez no son historias potentes pero todas tienen fuerza en las imágenes que componen, algo siempre rescatable en la mayoría de los diálogos, personajes extraños y al mismo tiempo normales, no sé, algo. Algo. Eso es lo que a mí me gusta de ellos.

Mangamoncio dijo...

¡¡Sí que sé inglés, K!! ;oP No, en serio, me estoy leyendo el último Harry Potter en la lengua de Shakespeare, y paso las páginas con fluidez. Además, qué leches, ¡soy profesor de inglés básico en la asociación donde curro!

Y las pelis de los Coen suelen gustarme, aunque tampoco he visto todas. Me faltan algunas de las mejores, como "Sangre fácil" o "Muerte entre las flores".

Oyros dijo...

Gracias por el aviso, K. Aún así, me gustan las películas raras :)

Gata Vagabunda dijo...

Los Coen son la repera :)

ladydark dijo...

Esta no la he visto pero estoy con la gata, desde que ví "Muerte entre las flores" estoy enganchadísima a los Coen, disfruto con sus películas una barbaridad y estoy deseando ver a Bardem porque de verdad que me pega para sus personajes. ¡qué envidia me has dado k!

Lula Fortune dijo...

Qué gozada los Coen! y leerte es como ver la peli! me muero de ganar de ir al cine.
Un besazo K.

Capri c'est fini dijo...

Acabo de verla y aún estoy fascinado con Anton Chigurh, su manera de mirar y hasta su corte de pelo. Es uno de los mejores villanos de los últimos tiempos. Da gusto salir de cine así.

K dijo...

Gata, son la rehostia :)

Ladydark, creo que te va a gustar. No tardes en verla!

Lula, leerme no es ni remotamente como ver la peli, te lo puedo asegurar. Ya lo verás, ya, lo corta que me he quedado.

Capri, bienvenido. El personaje de Chigurh es un regalo. Toda la interpretación de Bardem está en los ojos, es cierto. Lo borda.