29 marzo 2007

Libertad

Como si no hubiera dado poco hoy el coñazo, vuelvo a la carga.

Es que hoy he visto La vida de los otros. Si no la habéis visto, haced lo posible.

No quiero decir mucho. Sólo que me ha gustado porque me ha llegado dentro.

Siempre me ha fascinado la capacidad de las sociedades humanas de anular la individualidad. O de intentarlo. Siempre me he preguntado por qué las personas dejamos que nos hagan eso.

Desde ese prisma he leído a Kundera, por ejemplo, o el Sefarad de Muñoz Molina, o 1984 de Orwell o he visto, no sé, Fresa y chocolate, con un aliento de incredulidad. Sé que es verdad, que esas cosas pasan. No he indagado mucho porque me pierdo en mis propios laberintos cuando me tengo que enfrentar, aunque sea de forma hipotética, a esas situaciones. Veo en los informativos lo que está pasando en Polonia y no doy crédito a mis ojos. Y pienso en lo que está pasando aquí y decido que es mejor no mirarlo muy de cerca, con lo que al final veo cómo se llega a esas situaciones: precisamente por no mirar de cerca; por no poner el freno al principio de la cuesta abajo.

Yo sólo sé que he llorado como una imbécil, y podéis creerlo porque no es ninguna hipérbole, cuando el personaje anónimo con un auricular dice "ha caído el muro". Porque recordé las imágenes de la tele en mi adolescencia, la gente enloquecida reduciendo a escombros aquel símbolo de la ignominia, riendo, llorando.

Cuando he salido del cine llovía. Y yo caminaba por la calle sintiéndome libre. Y siendo consciente de que esa libertad es un regalo. Y un milagro.

6 comentarios:

desconvencida dijo...

Maravillosa película....


Lo de Polonia es una vergüenza... esos dos gemelos siniestros parecen sacados de una película de Kubrick.

Javier dijo...

No conozco la película, pero a la vista de tus comentarios, debe de ser muy buena, así que tomo nota.

Gata Vagabunda dijo...

Ay, K. ...

ladydark dijo...

Creo que el recuerdo más parecido al mayo del 68 francés que tenemos los treintañeros es esa imagen del muro de Berlín desapareciendo, yo aun guardo dos trocitos que me trajeron mis tios, aunque a saber lo que les vendieron :).
Hermosa película por lo que cuentas K, me la apunto yo también.

mar dijo...

Siempre es bueno que te aconsejen buenas peliculas, la veré, ya que soy una cinéfila empedernida.
Ya te diré que tal.
Un saludo.Mar

K dijo...

Ya estoy de vacaciones de Semana Santa. Creo que voy a volver a verla, esta vez en una pantalla realmente grande (el cine del otro día tenía una pantalla más pequeña que la que tienen algunos bares para ver el fútbol, la imagen se veía desenfocada y sucia en la parte superior, un desastre). Creo que merece la pena.