22 febrero 2007

Sobre las opiniones manifestadas

Es curioso. Navegando por ahí llego a la web medio abandonada de Nacho Vigalondo, donde hay un teaser trailer (así lo llama él, no sé qué coño es eso, o en qué se diferencia de un trailer normal, qué ignorancia) de su largo Los Cronocrímenes.

Lo que es curioso (otra de mis frases críptico – aburridas – muletilla – inútil), decía, es que entre los comentarios, lógicamente, hay en esencia dos tendencias: la de los entusiasmados y la de los decepcionados. (Ahora mi voz en off particular me pregunta… "¿qué cojones tiene eso de curioso?")

No. Lo curioso es que, en fin, ni siquiera me planteo comentar, total, para no aportar nada. Pero pienso en los comentarios de los demás. Si comentas en plan "qué estupendo, qué buena pinta tiene, qué bueno es Karra Elejalde", suena a lameculos, a "me voy a arrimar a este mozo al que parecen irle tan bien las cosas, listo, simpático y además guapo, a ver si le caigo bien y se me pega algo". No suena del todo sincero, o digamos mejor que es difícil distinguir lo sincero de lo otro. Y si comentas tipo "qué decepción, esperaba mucho más, ni siquiera la fotografía es interesante, qué soso está Karra Elejalde, más de lo mismo", etc., entonces pareces el típico español impotente (en el sentido literal de disfunción eréctil) al que le resulta mucho más fácil criticar agriamente lo que hace otro que ponerse a hacer el ridículo él mismo. Tal vez la crítica sea sincera. En ese caso también se hace difícil distinguir lo sincero de lo impostado.

Y es lo malo de hacer cosas en España. No sé si en el resto del mundo pasará igual. Supongo que sí. Ayer mismo vi en un informativo un fragmento de un programa mexicano donde se ponía a parir sin contemplaciones al oscarero trío González Iñárritu – Guillermo del Toro – Alfonso Cuarón por "hacer cine en el extranjero, con mentalidad extranjera, para extranjeros y haciéndole la rosca a los poderes establecidos" bla, bla…

Si la envidia fuera tiña, carajo.

Por cierto, mi opinión (por mojarse que no quede): si dirige tan bien como escribe, la cosa promete; creo (y espero) que la peli será mejor que el teaser trailer ése; Karra Elejalde está justito; deseo con todas mis fuerzas volver a decir "por fin una peli española que merece la pena ver dos veces".

7 comentarios:

Otis B. Driftwood dijo...

Te cuento: un teaser es una especie de trailer en el que aparecen escenas, imágenes, diálogos... que luego no salen en la película. Sirve muchas veces para presentar a los personajes o para llamar la atención sobre el fondo de la historia. Eso lo hace mucho, por ejemplo, Pixar (yo recuerdo que había teasers de Bichos y de Monstruos S.A.)

Saludos

K dijo...

Hágase la luz.

Me recuerda a las fotofijas aquéllas que ponían junto al cartel de la peli en los cines de mi pueblo (cuando había cines en mi pueblo, dos). Buscabas luego las fotos en la peli y no estaban.

Gracias. Muchas.

Gata Vagabunda dijo...

En España la envidia es el deporte oficial. En cuanto un tipo tiene éxito, ¡zas! a por él... Así pasó que de ser lo mejor de lo mejor pasaron a buscarle las cosquillas a todos los cineastas de éxito de nuestro país. Y como el ser humano es parecido en todas partes, pues veo que a los mejicanos también les pasa tres tantos de lo mismo.

(¿De veras te gusta tan poco el cine español? No sufro de ataques patrioteros pero no me parece peor el cine de aquí que el de cualquier otro lugar)

k dijo...

No es que no me guste el cine español como ente abstracto. Algunas de las películas que más me gustan son españolas.

Pero sí creo que hay poco nivel general, pocas ganas de hacer las cosas bien y demasiada subvención, que lo pervierte todo.

Si me compensa "hacer" la película y no estrenarla, ¿para qué voy a hacer una película que merezca ser estrenada? ¿Eso es un planteamiento? Lo que es, es una mierda. Ehem.

Y tal.

Demasiada gente que vive del cuento. Y encima artistas. Y el problema es que se cargan las ilusiones de gente joven y con talento. Que no se carguen las tuyas, eh.

Y hace tiempo que no veo una peli española que me guste. Aunque reconozco que todo este discurso no tiene sentido ni razón de ser porque mea culpa: del año pasado me faltan todas :) (qué horror).

No es que no me guste. Es que no me llama. ¿Sabes cuando alguien te mira a los ojos y de pronto desearías que se acercara a ti? Pues eso es lo que no me pasa con el cine español.

Soy injusta y me dejo llevar por mis prejuicios y por las decepciones anteriores, como cualquier amargado. Intentaré mejorar.

ladydark dijo...

No te preocupes K. todos terminamos teniendo esos prejuicios, en el cine, en la música, en la vida. Yo creo que lo peor no es tenerlos, sino no reconocerlos. Seguro que si te acercas con cuidado al cine español descubres pequeñas joyas y también grandes joyas, porque no decirlo. Me dejaría aconsejar por la gata, ella sabe mucho de esto, que nos haga una lista de las "imprescindibles" (si, si a mi también que sólo veo películas del año pum) y luego comprobamos a ver cuanto ha cambiado nuestra mirada :). Besos.

Gata Vagabunda dijo...

¿Yo, una lista de imprescindibles? no...

Esto...

Bueno, igual un día os cuento las que me gustan a mí. Eso requeriría un post, casi. Y tiempo. Últimamente el tiempo parece esfumarse entre mis zarpas.

K dijo...

La verdad es que los prejuicios existen y hay que convivir con ellos como con las canas o los anuncios de la tele: son cosas que están ahí y más vale que lo aceptemos. Lo bueno es que los prejuicios, si se detectan, se pueden ir combatiendo. Aparecerán otros, algunos serán invencibles, pero ahí seguimos.

Gata, estará bien leer un post sobre ese tema. A ver si hay suerte y se te quedan unos minutos enganchados en las uñas. ¿Las tienes bien afiladas?