23 noviembre 2006

Cambiar

Tenía en la facultad una amiga que decía que yo era "multitarea". Supongo que más o menos era verdad.

Ahora mismo estoy buscando en internet problemas de ejes para ponerles a los alumnos, mientras tengo en las manos El cine según Hitchcock de François Truffaut porque les quiero hablar del suspense y lo que es un mcguffin, y leo el blog de un desconocido en el que se hace una alusión a los "diarios al uso" muy pertinente; medito sobre el tema y finalmente decido escribir algo aquí, aunque en realidad no tengo tiempo que perder.

No hacer un diario al uso. No repetir lo que ya he hecho, ésa era mi intención y como no lo tengo claro se me está desdibujando el objetivo (cosa que, por cierto, es un vicio viejo ya).

Supongo que es importante mantenerse fiel a los objetivos iniciales, no merodear sin rumbo.

Por otra parte, ahora, en este principio, mi objetivo principal es escribir algo cada día, sea lo que sea, para desoxidar la tecla, el dedo, la neurona, el corazón, el cerebro, el ojo, el pensamiento, hasta la base cultural, yo qué sé.

Mira, tía. La cuestión es seguir vivos. Yo qué sé.

2 comentarios:

Billywild dijo...

Ya sabes lo que escribía el poeta y cantaba el cantante; amiga, no hay camino, se hace camino al andar. Más o menos así, para ti, para mí.
La vida es multitarea, por suerte. E internet fascinante.
Esto de los blogs, al menos, puede servir para abrir de vez en cuando la puerta de la jaula, como Marguerite Yourcenar se refería al alma.

K dijo...

Sí... supongo que lo malo es no usarlo para otra cosa!

Sobre todo, pudiendo hacerlo.

Gracias por venir.