27 noviembre 2006

desconvencida

Tarde de lunes, lo que significa horas libres, mucho que hacer, inactividad total. Ignoro los motivos. Lo más probable es que el diagnóstico sea pereza, sin más búsquedas.

Navego. Busco. Leo. Indago. Me informo. El mundo blog es infinito. Mi hambre de ver, también. En la puerta de casa, Cielo Vacío. Y allí, en una esquina, un enlace. Ya había leído una recomendación suya, ignorada por falta de tiempo. Hoy le he dedicado ese tiempo.

Y me he encontrado con un blog estupendo, admirable. Tampoco me quiero pasar con los halagos. Son pegajosos.

Te hace ver para qué puede servir este invento. Lo que te puede aportar.

He estado leyendo mucho, estoy un poco mareada, saturada de información, algo muerta de envidia. Aunque no es envidia. Es un sano (sanísimo) estímulo.

Me voy a ver la tele. Necesito lavarme un poco el cerebro.

Tremenda.

4 comentarios:

fingerprints dijo...

Menos mal que haces caso de los consejos...

K dijo...

No de todos! Pero éste era bueno, carajo...

desconvencida dijo...

Vaya... muchas gracias :). Espero leerte por allí...

K dijo...

Gracias a ti. Y por venir (con lo desordenado y espantoso que lo tengo todo).

Descuida, que allí me leerás :)