05 enero 2007

Cambios

No me gustaba el aspecto del blog. Quería cambiarlo pero me faltan conocimientos para dejarlo a mi gusto, un gusto al cual dejarlo y un par de cosas más (paciencia,tiempo, perseverancia).

Una vez, en una charla con un buen amigo, me dijo que uno de sus sufrimientos era no poder saberlo todo. Estuve de acuerdo con él (la diferencia entre nosotros es que yo no pienso mucho en ello, por eso no me hace sufrir).

Hoy me gustaría saber programar.

A veces esto de la ignorancia me abruma.

En fin.

4 comentarios:

desconvencida dijo...

Dímelo a mi, K., que llevo desde los inicios del mío con la misma plantilla, soy una negada para estas cosas, alguna vez que he querido cambiar algo casi desconfiguro todo, así que mejor se queda como está...

Me gusta el nuevo aspecto, menos oscuro...

K dijo...

Lo puse blanco, lo puse rojo, lo puse bicolor... busqué por el mundo la manera de quitar la "navbar" esa pija que sale arriba (primero lo intenté por mi cuenta, al final me acordé de que existe google... funcionó!).

Quería que las frases ocupasen más de la mitad de la pantalla, no quería encontrarme con mi propio blog a la vuelta de la esquina con un contenido distinto, odiaba el recuadro del título (odio los recuadros en general).

Y bueno, me di por vencida a las cuatro de la mañana (vacaciones... cómo mola esto de ser profe).

Ahora me gusta más que antes a mí también...

Gracias :)

Gata Vagabunda dijo...

Para el htlm soy una inútil. Pero mira, lo importante es poder conversar, ¿no te parece? y eso es lo que hacemos en tantos miles de blogs que llenan la red...

k dijo...

Es verdad, gata. Tengo que reconocer que soy una maniática incurable. Obsesiva, tal vez sería mejor palabra. Veo la navbar y la tengo que quitar a toda costa, o no veo otra cosa.

La verdad es que es muy incómodo ser así...

Menos mal que venís a decirme cosas y me olvido de las tonterías :)