08 enero 2007

Noche de Reyes

La otra noche vinieron los Reyes.

Me dejaron algo para vosotros. Son el disco, la película y la novela que más me gustaron del año que acabó hace unos días.

El disco: We shall overcome, de Bruce Springsteen. Por sincero, por transmitir intacto el amor a la música y a las raíces, porque su gira me dio la oportunidad de ir a un concierto suyo por primera vez, después de tanto tiempo deseándolo. (Todavía no he hablado aquí de cuánto me cuesta decidirme a hacer las cosas que deseo). Y porque después de haber ido a ése, deseo ir a otro. Quiero volver a saltar, quiero volver a llorar, quiero volver a verlo sudar para nosotros.

La película: Pequeña Miss Sunshine, de Jonathan Dayton y Valerie Faris. Por pequeña, falta de pretensiones y humana. Por road movie, por la risa, por el abuelo, por la inocencia inquebrantable de la infancia, por la inocencia inquebrantable de la adolescencia, por la inocencia inquebrantable de la madurez, por la fe, por la esperanza, por el triunfo y el fracaso, por no rendirse nunca. Porque me gusta el cine americano también, qué carajo, cuando se pone estupendo.

La novela: Hasta que te encuentre, de John Irving. Por contar las vidas de sus personajes desde la infancia, haciéndonos comprender cómo crecen y por qué son como son; por el cine y Bob Dylan; por lo raras que son las personas que protagonizan sus historias, tan raras como cualquiera de nosotros; por hablar siempre de los mismos temas y darles siempre nuevos matices y nuevos aspectos; por darse cuenta y hacerme darme cuenta de que lo que recordamos no siempre es lo que hemos vivido, y cada uno, con su vida, hace la novela que quiere. O que puede.

La verdad, me muero de ganas de ver qué me depara este año.

3 comentarios:

desconvencida dijo...

No he leído el libro de Irving, K., pero el disco y la película que mencionas también están entre mis favoritos de este año...

k dijo...

Entonces igual podrías intentar leerlo... la cosa no pinta mal, no?

:)

NoSurrender dijo...

Yo también recomiendo el libro de Irving, desde luego.

En cambio la película no la he visto :)